Feb 14, 2024

El Ayuntamiento de Xixona ha comenzado los trabajos para reforestar unos terrenos de propiedad municipal situados en un cerro entre las partidas de Pineta y Serenyà, en las faldas de la Penya Migjorn. Durante este mes de febrero se plantarán más de un millar de árboles y arbustos nativos y después de verano se plantarán 2.000 más.

En una visita a la zona en la que ha estado presente la alcaldesa Isabel López, el concejal de Medio Ambiente Cristian Sirvent ha explicado que “en el actual contexto de sequía por la escasez de lluvias es muy importante ser responsables y empezar a tomar medidas que ayuden a ser más eficientes con el agua y aprovechar mejor los recursos hídricos. En este sentido, está comprobado que los bosques contribuyen a que se acumule más agua en el subsuelo y que, incluso, favorecen que haya más precipitaciones”.

La elección de esta zona del municipio no es casual y obedece a que el área de Pineta y Serenyà es un embudo natural donde se acumula el agua que discurre y se filtra por las montañas de alrededor. Allí está el pozo principal de abastecimiento para Xixona, del que se extrae alrededor de un 80% del agua que se consume en el municipio.

Se trata de una área de casi 8 hectáreas que está deforestada prácticamente en su totalidad y que sobre todo se compone de arbustos bajos y áridos en suelo rocoso. Las especies que se plantarán serán principalmente pinos carrascos y cipreses de Cartagena por su buena adaptación a este tipo de zona y de clima.

El concejal de Turismo Bart Leo Jozef Bus, impulsor del proyecto junto a la anterior edil de Medio Ambiente Ainhoa López, recuerda que “según estudios recientes, los bosques incrementan las precipitaciones locales entre un 5 y un 10%. Además, reducen la temperatura y aumentan la humedad, con lo que aportan enormes beneficios además de la generación de oxígeno y la purificación del aire”.

El Ayuntamiento asegurará el riego de las plantas durante los primeros años de vida y, para ello, ha contactado con los profesionales del cuerpo de Bomberos Forestales de la Generalitat en Xixona, que se encargarán de esas tareas. También han ofrecido su colaboración para podar la vegetación de los caminos de la zona con los objetivos de hacerlos más accesibles y que sirvan también como cortafuegos. El edil Cristian Sirvent ha agradecido “el apoyo de los bomberos, que recientemente ya han realizado trabajos de desbroce en el camino de Bugaia”.

El proyecto de reforestación lo está llevando a cabo la empresa especializada Folia Project, que ha realizado ya este tipo de trabajos en diferentes comunidades autónomas. La intención del equipo de gobierno es que después de una exhaustiva evaluación, este primer proyecto tenga continuidad con otros terrenos de propiedad municipal en la misma zona y de mayor extensión.

Día del Árbol

La implicación de la localidad para tener un entorno natural más verde se ha visto plasmada un año más en el Día del Árbol, coorganizado por el Ayuntamiento de Xixona y el Centre Excursionista de Xixona, que ha contado con la participación de alrededor de 370 personas. A lo largo de dos semanas, alumnos de los tres centros educativos de Xixona han pasado por una zona árida de suelo degradado de la partida del Moratell para plantar cerca de 900 plantas, entre ellas pinos, madroños y cipreses.

Esta área, con una extensión de unas 5 hectáreas, entre los barrancos Blanc y de Malano, está ahora totalmente repoblada y la concejalía de Medio Ambiente ha realizado un importante esfuerzo económico para colocar riego por goteo en todas las plantas, con el objetivo de que la mayor parte de estas puedan sobrevivir a pesar de la escasez de precipitaciones y la aridez de la zona.

Últimas noticias

Histórico de noticias